Viviendo con la enfermedad

Cuidados Generales

Evitar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como aspirina, ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno, metamizol.

Siempre tener en casa compresas frías y el medicamento prescrito por el Hematólogo para tratar los episodios de sangrando (en su caso).

Decir a todos sus médicos (ginecólogo, pediatra, médico familiar) y a otros profesionales de la salud, como dentista, que se tiene la enfermedad. Los médicos tienen que saber de esto antes de que se someta a cualquier procedimiento, porque podría correr el riesgo de tener un sangrado peligroso.

Considerar usar un brazalete de identificación médica. Asegurarse de anotar que se tiene la enfermedad de von Willebrand, lo cual será de gran ayuda para el personal médico en caso de que tenga un accidente o sea llevado a urgencias. También se debe llevar una tarjeta de alerta médica en la cartera.

Situaciones especiales en Mujeres con EvW (vW y métodos anticonceptivos, embarazo y menopausia con EvW)

Las mujeres que padecen EvW tienen que afrontar diversos retos, debido a que el nivel del FvW varía con los cambios hormonales por lo que las manifestaciones de la enfermedad pueden cambiar con el tiempo.

Para el uso de hormonales y anticonceptivos debe evaluarse cada caso individualmente dependiendo de la edad de la paciente, el tipo de enfermedad que tenga y sus deseos reproductivos.

Durante la menstruación, las mujeres con EvW generalmente sangran más o durante un tiempo más prolongado a lo normal, además padecen muchos cólicos menstruales o menstruaciones irregulares. Este flujo menstrual excesivo puede provocar anemia por lo que a las mujeres con EvW se les deben realizar exámenes de laboratorio para detectar anemia.

Durante el embarazo, generalmente no se presentan complicaciones debido a que las mujeres experimentan un incremento en los niveles de FvW y FVIII. Esto puede ofrecer una mejor protección contra hemorragias durante el parto, particularmente en mujeres con enfermedad tipo 1. No obstante, después del parto los niveles de factor de coagulación disminuyen y la hemorragia podría prolongarse más de lo normal, por lo que una mujer con EvW deberá consultar a un ginecológo tan pronto sospeche que está embarazada. El ginecolólogo deberá realizar un trabajo conjunto con el centro de tratamiento de trastornos de la coagulación para ofrecer una atención integral, durante el embarazo, el parto y el puerperio.

Las mujeres con EvW que se acercan a la menopausia corren un mayor riesgo de hemorragias impredecibles y abundantes. Es importante que una mujer con EvW mantenga una buena relación con su ginecólogo(a) conforme se acerca a la menopausia.

Deportes

 

Deben evitarse los deportes en los que exista un alto riesgo de hematomas o lesiones como son los deportes de contacto físico (box, artes marciales, futbol americano, rugby) y los deportes extremos (esquiar, paracaidismo, motociclismo).

 

Viajes

No hay ninguna contraindicación para viajar si se padece enfermedad de von Willebrand, sin embargo, es conveniente llevar el medicamento utilizado con uno mismo en caso de alguna hemorragia. Si el tipo de enfermedad y comportamiento clínico requiere que el paciente reciba infusiones frecuentes de factor se deberá prever el transporte y almacenamiento de este.

 

Cuidados previos a procedimientos dentales y cirugías

 

Siempre informar al cirujano o dentista que se tiene esta enfermedad.

Antes de cualquier procedimiento se debe acudir al hematólogo para la adecuada preparación para el procedimiento. Se deben dar instrucciones por escrito.

El hecho de que alguna persona haya tenido algún procedimiento sin complicaciones a pesar de la falta de preparación médica no garantiza que no puedan presentarse complicaciones en futuros procedimientos.

Las recomendaciones de viviendo con la enfermedad son opinión de la Hematóloga – Dra. Ma. Teresa García Lee